Estuve un año y nueve meses con tratamiento de inmunoterapia en el hospital Virgen del Rocío en Sevilla y la verdad es que fue muy eficiente. El tratamiento fue un ensayo que contaba con la combinación de dos fármacos: Sunitinib y Nivolumab. El Sunitinib es una pastilla diaria y el Nivolumab es un fármaco intravenoso que se aplica cada 15 días. Al no ser un fármaco aprobado para Sarcomas tenía que ir al centro donde se practicaba el ensayo clínico, en este caso Sevilla. Así que cada 15 días iba con mis padres en coche haciendo un total de 2.000 Km (Coruña- Sevilla) en tres días para que me dieran el tratamiento. Importante, la seguridad social solo te cubre el Kilometraje que son 0,12 céntimos por Kilómetro. El resto, es decir: hoteles, dietas, mantenimiento del coche, gasolina va por cuenta del paciente. Más o menos, haciendo cálculos ir y volver en coche tres personas Coruña- Sevilla dos veces al mes son unos 1.000 Euros de los cuales te reembolsan 400 en concepto de Kilometraje. Hay algunas ayudas extra, por ejemplo la Asociación Española Contra el Cáncer puede cederte uno de sus alojamientos compartidos si vas a darte un tratamiento oncológico e incluso darte una pequeña ayuda económica si presentas el caso, la cual es muy útil.

En cuanto a los fármacos, haré una breve descripción de cada uno de ellos y de los efectos secundarios que tuve y cómo remediarlos.

Sunitinib

El sunitinib cumple con la función de impedir la aparición de receptores de tirosina kinasa (RTKs), la cual están directamente relacionados con el crecimiento tumoral, así como también en la angiogénesis patológica y en el avance a metástasis del cáncer.

Nivolumab

El nivolumab se une a una proteína llamada PD-1, que se encuentra en las células T (un tipo de glóbulo blanco). Es un tipo de anticuerpo monoclonal. Bloquea la acción de la proteína PD-1. En condiciones normales, esta proteína impide que los linfocitos T ataquen los tejidos inflamados y las células cancerosas. Al inhibir la proteína PD-1, facilita que los linfocitos T puedan atacar y destruir las células malignas. La proteína PD-1 es un receptor que pertenecen a la familia de proteínas de control inmune y su función es modular la respuesta de los linfocitos T y evitar una respuesta autoinmune excesiva

Efectos secundarios de Nivolumab y Suntinib

  • Calambres: Provocados por el Sunitinib, provocan que se suba el gemelo, abdomen y dolores musculares en la palma de las manos y pies. Puede ser peligroso a la hora de conducir. En mi caso para quitarme el dolor me fue muy bien la crema Flexall, Rivotril e ir a la piscina o duchas con agua caliente para relajar la musculatura.
  • Ansiedad: Provocada por corticoides. Para controlarla usaba Alprazolam.
  • Depresión: Provocada por el Nivolumab y el Sunitinib. La controlaba con Eutirox, un fármaco para regular la hormona tiroidea.
  • Cansancio y Anemia: La anemia la controlaba con hierro, ampollas de Ferplex.
  • Diarrea: La controlaba con Fortasec.
  • Estreñimiento: La controlaba con microenemas y sobres de Plantaben.
  • Llagas en la boca: La controlaba con un jarabe especial que me daban en el centro Materno Infantil Nuestra Señora de Belén.
  • Retención de líquidos: La controlaba con diuréticos.
  • Pérdida de peso: La controlaba tomando comida que me fuera fácil digerir: sopa, caldo, puré, líquidos, etc.
  • Problemas al caminar y coordinar movimientos así como dificultades para vestirse y realizar tareas cotidianas: Un efecto secundario del Nivolumab fue una neuropatía periférica. Lo controlé con corticoides, Fortecortín.
  • Cefalea: Lo controlé con Enantyum.
  • Migraña: Enantyum
  • Insomnio: Somníferos.
  • Transaminasas altas: Cardo Mariano.
  • Cestitis: Probióticos Cestyclean diarios durante seis meses.