Como dije en el anterior post es muy importante ponernos en manos de profesionales en los que confiemos y tengamos una buena relación para ello os escribo algunos métodos de cómo conseguir una segunda opinión y con qué medios hacerlo.

Seguro privado

Si tienes seguro privado no dudes en usarlo y también haz uso de la seguridad social, cuantos más especialistas te vean mejor. Después tú escoges el profesional con el que quieres operarte o tratarte. Dentro del seguro privado tienes opción a una segunda opinión. En mi experiencia por ejemplo, cuando me detectaron el sarcoma iba a operarme a través del seguro privado en un hospital privado en A Coruña pero no me convenció el procedimiento que me explicó el cirujano y pedía una segunda opinión en la Clínica Universidad de Navarra con el Doctor San Julíán y con el cual me operé.

Segunda opinión Sergas

No sé en el resto de comunidades pero en Galicia el Sergas te brinda la posibilidad de tener una segunda opinión. En mi caso cuando me tuve que iri del ensayo en Fase II Geis 69 de Nivolumab y Sunitinib en sarcomas avanzados de partes blandas y hueso por recidiva en el hospital Virgen del Rocío en Sevilla. Así que volví a Coruña y pedí una segunda opinión en el Sergas para solicitar un uso compasivo de los fármacos que previamente habían remitido el tumor durante el ensayo clínico ya que no estaban aprobados para mi patología. Para hacerlo solo hace falta ir a atención al paciente y hacer un escrito indicando el centro hospitalario y el especialista que queremos que nos atiendan. En un periodo de dos semanas nos darán cita con el profesional requerido. Es importante documentarse y buscar bien al profesional adecuado antes de pedir una segunda opinión porque solo nos concederán un cambio.

Otros pacientes, recomendaciones

Recomiendo preguntar a otros pacientes diagnosticados con tu misma enfermedad dónde se han tratado y si lo recomiendan. Yo sí que animo a que consulteis con oncólogos que os hayan dado buenas referencias porque en mi experiencia fue positivo.