Por desgracia no hay un remedio para esto, las cicatrices se van con el tiempo o al menos se disimulan. Algunos trucos son los siguientes:

A

Habla con tu oncólogo pero si la cicatriz no es muy profunda un cirujano plástico puede darle una o dos sesiones de láser.

B

Para las quemaduras de la radioterapia usa crema hidratante; el tarro de Nivea azul viene muy bien y aceite de rosa mosqueta que también puedes usar para las cicatrices. Por último los parches de silicona ayudan a disimular las cicatrices.

C

Algunas personas se hacen tatuajes en las cicatrices aunque varios cirujanos me han dicho que no recomiendan dar punzadas en el lecho tumoral. Puede ser peligroso, no obstante consulta con tu oncólogo.